Marco Lavagna se suma a los que ven un “piso” de 25% de inflación para 2018 Advirtió sobre el efecto de la suba del dólar en el precio de los combustibles y la tarifa del gas

Por

Buenos Aires, may 16 (ANP) – El equipo de economistas del Frente Renovador, encabezado por el diputado Marco Lavagna, sostuvo hoy que el “efecto residual” que tendrá la suba del dólar en los próximos meses fijaría un nuevo “piso” a la inflación, que se ubicaría en el 25%, diez puntos porcentuales por encima de la pauta oficial.

La nueva proyección de inflación anual fue dada a conocer por los economistas massistas luego de que el INDEC difundiera el índice de abril del 2,7%, con lo que el primer cuatrimestre cerró con un alza del 9,6%, y coincide con la anunciada el domingo por la consultora Ecolatina, que fuera dirigida por el propio Lavagna antes de su asunción como diputado nacional.

Por otra parte, la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires informó en la insual horario de las 23:00 una inflación del 3% para abril, del 9,7% en el primer cuatrimestre y del 26,5% interanual, 1,1 punto más que en la medición anterior.

“La suba del tipo de cambio tendrá un efecto residual en la inflación de los próximos meses en la medida en que existen precios que ajustan al valor del dólar”, indicó el FR en su informe, en referencia al “precio del gas que, pese a que el gobierno anunció que no iba a haber mayores aumentos de tarifas, tiene previsto ajustes periódicos en función de la evolución del dólar”.

De la misma forma  se vería afectado el precio de los combustibles, con el aditamento de la suba del precio internacional del petróleo, luego de que concluya la “tregua” que el Ministerio de Energía acordó con las empresas del sector por 60 dias.

“El agravante de estos precios es que tienen un traslado al resto de los bienes vía costos de producción”, acotaron los economistas del massismo, de modo que “la inflación encontraría así un nuevo piso del 25% para 2018”.

En consecuencia, los economistas liderados por Lavagna afirmaron que “las perspectivas reafirman que la lucha contra la inflación está lejos de ser ganada” y que “la aclamada desaceleración de los precios no se alcanzará y la inflación mantendría el ritmo promedio de los últimos 11 años: los avances contra la inflación en los últimos tres años de gestión han sido escasos”, sentenciaron.

En el caso de la inflación porteña, el rubro Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles aumentó 6,5%, contribuyendo con 1,18 punto a la variación mensual del índice global, principalmente por el incremento en la tarifa residencial de gas por red.

Transporte promedió un aumento de 5,4%, con una incidencia de 0,63 punto, por la entrada en vigencia de las nuevas tarifas de transporte público de pasajeros y el alza en los precio de los conbustibles ara vehículos de uso del hogar, más el  arrastre que dejó el aumento en la tarifa de taxi de marzo.

 

Ir a inicio